Cocinando las noticias

¡Toma nota! Ideas de tostas con jamón serrano

Ahora que estamos en verano y no te quieres complicar mucho la cabeza en la cocina, te damos algunas ideas para sorprender a tus comensales, eso sí, ¡con el jamón serrano como protagonista!

Empleando diferentes tipos de queso, orégano, tomate, lechuga… las tostas siempre son el entrante ideal para acertar con tus invitados. ¿Quieres ir más allá y preparar algunas sorprendentes? ¡Vamos a ir de las más sencillas a las más elaboradas! Seguro que te encantarán, ¿no se te está abriendo el apetito ya?

Tostas sencillas con jamón serrano

  • El clásico pan tumaca con jamón serrano: es la tosta más sencilla de todas. Únicamente hay que rallar tomate, incorporarlo a la tostada, echarle un chorrito de aceite y sal, y, por último, añadirle el jamón serrano. ¡Así de sencillo! También es una opción exquisita para desayunar.
  • Bruschetta con jamón serrano, lechuga y queso azul: ¿sabías que la bruschetta es la reina de los aperitivos en Italia? Simplemente, esta receta antipasti es un pan de 2 cm de grosor aproximadamente, que se tuesta por ambas caras hasta que esté crujiente y luego se he añaden los ingredientes que se desee (vamos, como una tosta en España). Una de las más queridas es la compuesta por jamón serrano, lechuga y queso azul. Una combinación sencilla, ¡pero deliciosa! También puedes incorporar tomatitos cherrys si lo deseas para que sea aún más completa.

 

  • La tosta de toda la vida: huevos con jamón. Por supuesto, la elaboración no puede ser más sencilla. Primero hay que tostar (no excesivamente) una rebanada de pan grande y después untarla con un diente de ajo. Más tarde, hay que poner los huevos fritos encima, añadir sal y una pizca de pimentón. Por último, hay que incorporar el jamón serrano. Nuestros amigos de Cocinillas, te explican mejor cómo preparar esta tosta con jamón ibérico de Monte Regio, ¡una delicia!

Tostas más elaboradas con jamón serrano

  • Tosta de foie con jamón serrano y compota de manzana: para amantes de la combinación de dulce y salado. Aunque te parezca una tosta más elaborada y sofisticada, ¡nada más lejos de la realidad! Esta composición simplemente incluye una base de foie, unas lonchas de jamón serrano y un toque de compota de manzana, ¡así de sencillo! (puedes echarle más o menos cantidad dependiendo de tu gusto).
  • Tosta de jamón serrano, queso feta, queso roquefort y dátiles: en este caso, debemos utilizar el horno. Solo tenemos que poner los ingredientes en las tostas bien repartidos para que cada bocado recobre vida y después poner el horno a 200 grados, con la función grill. ¡Et voilà!
  • Tosta de jamón serrano con berenjenas al horno, queso fundido y rúcula: como en el caso anterior, aquí también debemos utilizar el horno. Hay que tostar las rebanadas de pan, sobre ellas repartir el tipo de queso que se prefiera y volver a introducirla al horno. Una vez que se empiece a fundir, añadimos las berenjenas asadas previamente y colocamos el jamón y la rúcula bien lavada y seca. Podemos añadir tomate y aceitunas. ¡Unas gotas de aceite de oliva para finalizar y listo!

Estas tostas también pueden elaborarse con jamón ibérico de bellota, pero aconsejamos que este manjar se deguste solo, como plato único. Para las tostas, dejamos que el jamón serrano se integre en boca con el resto de ingredientes. Mmm…¡qué hambre!

¿Se te ocurre alguna idea de tosta más? ¡Cuéntanoslo en las redes sociales de Monte Regio! Recuerda que en nuestra tienda online podrás encontrar el tipo de jamón que prefieras: serrano, ibérico… ¡echa un vistazo a nuestra web!

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *