importanciadeljamonparalasalud portada

¿Por qué es importante el jamón ibérico para tu salud?

A pesar de lo apreciado que es el jamón ibérico a nivel mundial, se tiende a pensar que el consumo de este manjar no es del todo saludable para nuestro cuerpo. Sin embargo nada más lejos de la realidad. La apariencia grasa del jamón ibérico puede llevarnos al equívoco de creer que es un alimento graso y calórico pero son numerosos los estudios que han demostrado que este tipo de productos, como el jamón ibérico Monte Regio, son un alimento saludable e incluso beneficioso para nuestro organismo.

Son muchas las cualidades que este posee, además de su extraordinario sabor. Y es precisamente su grasa, cosa que puede parecernos a priori dañina, la que le aporta una de sus mayores virtudes. Gracias a la grasa del cerdo ibérico (sobre todo si es de bellota) el jamón ibérico es uno de los alimentos más cardiosaludables. Posee un 55% de ácido oleico (un ácido graso monoinsaturado) que ejerce como regulador natural del colesterol: ayuda a aumentar el HDL o “colesterol bueno” y a disminuir el LDL o “colesterol malo”. Sólo el aceite de oliva tiene un contenido de ácido oleico superior. Por lo tanto, su consumo moderado nos ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y a controlar nuestros niveles de colesterol.

Otra de las cualidades destacables del jamón ibérico es su alta aportación de proteínas y vitaminas B1, B6, B12 y ácido fólico. Ésta combinación de elementos favorece el desarrollo cognitivo ayudando al funcionamiento del sistema nervioso y el cerebro, influyendo sobre el estado anímico de la persona (lo que lo convierte en un alimento idóneo para combatir el estrés y la depresión). Además, las proteínas presentes en su carne están recomendadas para el desarrollo muscular haciendo que sea un perfecto sustituto de la carne roja, ya que 100 g de jamón ibérico contienen 43 g de proteínas.importanciadeljamonparalasalud interior - ¿Por qué es importante el jamón ibérico para tu salud?

El jamón ibérico tiene también propiedades antioxidantes ya que es rico en vitamina E y en minerales como el cobre, esencial para los huesos, calcio, hierro, zinc, magnesio y fósforo. También posee una gran aportación de selenio que está muy ligado a procesos de anti-envejecimiento.

Una de las cosas que más se le reprochan, erróneamente también, es su influencia en nuestro peso corporal, ya que parece un alimento graso cuyo consumo no es adecuado para nuestra dieta. Cierto es que su porcentaje de grasa puede alcanzar el 20 % fácilmente, sin embargo la mayoría de estas grasas son insaturadas, es decir, beneficiosas para nuestro corazón. Unos 100 g de jamón ibérico aportan menos de 250 kcal, que es más o menos lo que nos aporta 100 g de pan (aprox. 4 rebanadas).

Por todas estas propiedades el jamón ibérico es un elemento base fundamental de la dieta mediterránea, reconocida a nivel mundial por su equilibrio nutricional y sus grandes benéficos para el organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba