Jamón ibérico

¿Cómo cortar bien el jamón ibérico de bellota?

Cortar de forma correcta un buen jamón ibérico de bellota es todo un arte y, aunque no lo creas, dependiendo del corte, ¡la degustación puede ser más o menos exquisita! Para no meter la pata al cortar el jamón, desde Monte Regio vamos a indicarte paso a paso cómo hacerlo bien. Ya verás como con estos consejos, ¡la loncha de jamón te saldrá perfecta y serás el mejor anfitrión!

El corte a cuchillo es el ideal, ya que de esta forma, la loncha de jamón tendrá unas cualidades óptimas para su consumo. Si se cortase a máquina, se perderían aromas y características aportadas de la grasa

Pasos para cortar jamón ibérico de bellota

  1. En primer lugar, hay que colocar el jamón con la pezuña hacia arriba. No olvides que la maza (la zona más jugosa y donde hay mayor cantidad de carne) tiene que estar mirando hacia nosotros y la contramaza hacia abajo.
  2. Una vez que tengas claro esto, hay que ir eliminando el tocino amarillo sobrante hasta centrarnos en la grasa blanquecina o rosácea. Es decir, es necesario “pelar” la pieza retirando la piel exterior que cubre esta zona. Como sabrás, en el proceso del secado, aparecen mohos y exhudados naturales que tienen que desaparecer para que el sabor no esté rancio.
  3. Cuando esté limpia esta zona por completo, ¡comenzamos con el corte del jamón! Por supuesto, hacia la zona opuesta a la pezuña. Cuanto más finas sean las lonchas, mucho mejor. Lo ideal es que sean prácticamente transparentes y no muy largas (de 6 o 7cm).

 

Antes de empezar, es necesario emplear un soporte adecuado para que el jamón ibérico de bellota esté firme. No olvides que, mientras se está cortando lentamente (no emplees demasiada fuerza), la mano contraria al cuchillo debe estar a mayor altura que la mano que soporta el mismo. Recuerda siempre que hay que mantener el cuerpo en una posición alejada de la zona de corte.

¿Cómo conservar el jamón ibérico de bellota?

Uno de los grandes dilemas que se han generado en torno al jamón es: ¿cómo lo conservamos de forma adecuada? Seguramente te habrás hecho esta pregunta en más de una ocasión y sabrás que la forma más extendida de conservar la pata de jamón es poniéndole un trapo de cocina por encima, pero ¡error! si hacemos esto, el trapo de cocina se convierte en un caldo de cultivo para muchos microorganismos que acabarán cubriendo el jamón ibérico de bellota, cosa que no queremos…

Lo mejor para conservar el jamón y que no se estropee es:

  • En verano: cubrir el jamón con papel de aluminio.
  • En invierno: cubrir la pieza con papel transparente.

“¿Por qué no hacerlo con el mismo papel todo el año?” te estarás preguntando. Básicamente porque el film transparente, al ser impermeable, hace que el jamón sude en verano perdiendo grasa y alterando sus propiedades organolépticas.

Ahora que sabes todos estos trucos, ¿a qué estás esperando para ponerlos en práctica? Si quieres adquirir un buen jamón a un precio asequible, nada mejor como visitar la web de Monte Regio y llevarte un pack gourmet para degustar con la familia o los amigos. 

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *